//www.poemas-del-alma.com/

El Corbán

ROSARIO

Rosario se llama aquella tierra linda,

Aquella que hace poco conocí,

Y mi alma con cadenas, aquel suelo, ha prendado;

Rosario se denomina su terrenal dimensión

Rosario, Rosario…

Rosario como el religioso objeto,

Por el cual ave marías cuentan por decenas

Rosario, sí, así se llama aquella tierra

Que en sus riveras suspirando me vi

Que, absorto, por aquel majestuoso monumento

Embelesado y atónito me dejó

Rosario y sus parques hermosos y dedicados

Que a meditar invitan,

¡Oh Rosario! Tan breve fue mi estadía,

Y tan larga mi melancolía,

Tan placentera fue tu compañía

Como brazos de maternal cariño,

Como compañera de pesados pies,

¿Cómo no añorar volver?

¡Oh Rosario! Si abreviar pudiera la distancia,

No eres el celeste paraíso,

Pero si donde acurrucar quisiera mi alma,

Porque tú eres Rosario,

Rosario, imponente y golpeada

Rosario, con historias gloriosas y sencillas

Rosario, con victorias y derrotas,

¡Oh Rosario! Como mi Rosario.