//www.poemas-del-alma.com/

Mundoirreal

Senda nebulosa...


He tomado una senda que lucía
como luce la braña en primavera,
y nublando mi vista la ceguera,
hechizado mi andar se dirigía.


Encubierto jardín, que ser fingía,
y cómplice el color de la gerbera,
el designio que pronto presintiera
cubría bajo falsa bonhomía.


Los lazos del axioma que abrazaba
mis pasos en la senda pretenciosa,
rasguños indelebles dibujaba.


Recuerdo haberme herido con la rosa;
aquella que el sendero engalanaba...
aquella que conservo, silenciosa.