//www.poemas-del-alma.com/

rosablanca27

Verlo dormido

Frío hálito que empaña la superficie

de tus mejillas serpentea entre mis dedos.

Imperturbable armonía la que emana,

profunda, tu respiración durmiente.

Suena extraño Nocturno en tus cóncavas,

hipnotizante se mece tu pecho con ella.

 

Nieva afuera y trémula me amustio por exceso de pureza.

Sigues durmiendo, así te miro.

No te percatas del claro oasis que yace y vive y revolotea para tus adentros.

¿Qué sueños acariciarán, eh hombre, tu tez serena?

 

Livideces, mutas la piel ¿también la cubre su manto?

No la distingo del melancólico cielo.