//www.poemas-del-alma.com/

Alvaro Maestre

Cuando Estaba El Bosque

Se sentía el regalo sin interés

de quien creó la naturaleza,

jardines de espléndido color,

imágenes vírgenes de años mostrados

con verdes únicos en sus tonos

imposibles de igualar,

no había como tan inmensa paz

entre árboles coposos…

cuando estaba el bosque.

Sonidos insuperables casi racionales

viajaban en las ondas

como en amplio eco,

se gozaba una armonía contagiosa,

arpegios envidiados

por el mejor maestro

de la mejor y la más

estricta orquesta sinfónica

se escuchaban…

cuando estaba el bosque.

A cada alba

el pentagrama perfecto

del bíblico panorama

era lienzo en cuadro irrepetible

de belleza irrevocable.

Su fauna era alma inquieta,

con esa serenidad hiper activa

que transportada en virus

inyectaba dosis

de cardiología tranquilizante…

cuando estaba el bosque.

Triste es y se siente

hayan cambiado el entorno.

El interés humano intervino

y siguiendo planos

de rentabilidades futuras

fue destructor… y asesino.

Ya no hay sonidos naturales,

no hay tan sabías melodías;

no volverán albas

como aquellos días…

cuando estaba el bosque…

 

A.Maestre