//www.poemas-del-alma.com/

alejandro fozar

V

De carne y orgullo se hinchan los gusanos

la arrogancia me hizo mi mecenas,

de proferir estrofas con la panza llena

cambie la juventud por este sino.

 

Soy el menor de los poetas menores,

ni Quevedo, ni Vallejo, ni Hugo,

barnizo la madera de este yugo

donde pondrán mi cabeza los lectores.

 

Si alguna me indulta de profano

tal vez tarde, tal vez temprano

me esmero de ser aquel cartógrafo

 

para mapear con una cara de la mano

los rincones de un oficio tan arcano,

les dejo mis versos de típografo.