//www.poemas-del-alma.com/

rosablanca27

Noche, sólo noche

Ni las oropéndolas alcanzaban a ver la luz, las miles, las claras,

las pasiones presas del atardecer, de antemano exprimidas por novicia mañana.

 

Adormecida tarde, acogedora y del color que alimentaba sus impalpables rumores,

vistió de tembloroso al cielo despertándose en auroras.

Como toda belleza ataría su pulcritud la galerna turbada.

 

Noche y solo noche despoja ardor de nuevo día;

deseo irrefrenable de amatorio sueño, externo campo de lo indecible…

Suya senda que sola anda por prohibidos caminos, suyo andar de incierto recorrido.

 

Noche y sólo noche vistió de oscuros ropajes, histeria, el canto endeble de amante,

indecente correteo titubeó al oscilar entre dos mares.

Como toda belleza ataría su pulcritud el suspiro humeante.