//www.poemas-del-alma.com/

Vito_Angeli

Encuentro celestial

Ante mis ojos aparece una luz radiante

que lentamente se transformó en vida:

una esencia celestial de reconfortante

calor que cercenaba todas mis heridas.

 

Mis manos querían dibujar esa silueta

que se acercaba a la de un ángel puro;

para él era nuevo estar sin su cometa

pero había algo que lo llamaba seguro.

 

Fui acercándome lentamente a su luz:

mientras más cerca, mas era el brillar

de una llama sagrada llevada de cruz.

Era bello pues su alma se podía tocar.

 

El ángel me miró fijamente a los ojos

diciéndome que era tiempo de volar:

me prestó un par de alas por antojo

y en unos segundos nos hizo elevar.

 

Lo único que sé desperté muy calmo

preguntándome lo que eso pudo ser:

ahora, cada noche, duermo tranquilo

porque el cielo en mi corazón tendré.