//www.poemas-del-alma.com/

Renata Jaramillo

Vivo, otra vez; otra vez vivo

Y de repente todas esas mariposas que creía muertas comenzaron a moverse, tuvieron la suficiente fuerza para elevar sus alas y emprender un vuelo seguro, ahí supe que por más muerto que uno se crea siempre llegará alguien para hacerte sentir vivo nuevamente.