//www.poemas-del-alma.com/

Nicolás Blanco

Por andar en esquinas noches frías de lluvia

Mientras la ciudad dormía
sirenas se oían,
pasos distanciados,
gritos alejados,
manos largas
frías que hablaban,
una lluvia inesperada.
Gotas suaves
que limpian el alma.
Ya no hay frío,
estas vos.