//www.poemas-del-alma.com/

León Aronnax

Dolama

El trepidante azul surgía

y al occidente ardía la llama

negra, divina, mujer

aparece tu esbelta sombra

de entre la brisa que baja de la montaña

y su frío traspasa mi ser

 

Tu silueta me acompaña

cruel centinela de mis horas

caminante de mi soledad

veo en la plateada esfera

que tus lágrimas lloras

y derramas libertad

 

El aroma de tu piel

se prende de mis sueños

canela, pimienta negra

sándalo, aceites caribes

son todos mis dueños

que al aire desintegra

 

Musa de ébano brillante

tu risa estridente retumba

en las paredes de la mar

entre bailes, tambores

de cueros y rumbas

que la brisa bebe al pasar

 

Ya te alejas suave

entre lenguas intrusas

entre brazos raptores

y en el alba vacía

tu huella vaga confusa

y dejas en mi cuerpo ardores

 

...Y su frío traspasa mi ser

 

León Aronnax.