//www.poemas-del-alma.com/

marco kajekai

abismo de amor

Creí en un pequeña y triste esperanza que en mi corazón susurraba cada atardecer, cuando el brillo de tu rostro se desvaneció en la oscuridad de la noche, vi como las tinieblas apagaban la luz  de tus ojos que guiaron mi camino, y las estrella que prometen deslumbrar  nunca aparecieron, más los silbidos de las brisas nocturnas anuncian que la tristeza se avecinaba..Corrí desesperado, tropecé y caí al suelo, el  suelo no es como tu piel suave, el golpe !dolio¡, pero más me dolía la soledad de pernoctar del día. En la madrugada los cantares   de los gallos anunciaban su regreso abrí los ojos y ansioso espere por horas, no me recuerdo si fueron meses se me borró mi memoria para no guardar rencor, recuerdo que esperé tanto  que el cansancio  se marchó, pero al tiempo regresó y se burló de mí, después vino  un poco de dolor, dolor que supere y nuevamente corrí como si de un duelo se tratara, quería ser el que coronará el camino de tu corazón.. La carrera nunca tuvo final, desmaye de tanto caminar, sin embargo  no podía  morir debía estar vivo  para mi gran conquista,  Mi anhelo de años parecía que nunca iba a terminar en este cuento que se trataba de un laberinto infinito como los números. Para no agobiar a mi corazón que estaba casi desintegrado, camine lento con mucha paciencia  en busca de un atajo, desesperado jure a renunciar pero como, si yo nací con tu aliento y no podía dejar la fuente de mi vida, tu alimento para  mi es  esperanza y veneno para  mi alma … Extraviado busque sombra y solo descubrí tu desprecio y tu indiferencia, no entendía porque pero  la decepción me dio una lluvia de lágrimas que necesitaba para calmar esta sed, respirar y pensar, abrir los ojos de mi corazón sin vida  que desde los tiempos de antaño estaba cegado de inocencia… de mi ojos un diluvio cayó sobre mi, en él se ahogaron todas mis penas menos el amor que por ti sentía, él se aferró en su paciencia y  desde lejos contemple el sacrificio en donde la esperanza huye del temor a no existir jamas, que tan fuerte era el amor  no lo se pero me conmovió su valentía , en mi libro personal busque explicación y  nada encontré, no hallaba la respuesta, no porque estaba equivocado pensé, y en mi sueños el amor me habló y me  dijo  “yo no gano batallas, yo  estoy donde la guerra se perdió, yo vivo donde la esperanza muere, yo camino  donde la tristeza vive y  brillo en las gotas  de las lágrimas” desperté asustado con  miedo..baje la  cabeza camine en silencio, hay un pajarito me  miro y alzo vuelo,  el cielo se torno gris, el sol se  ocultó apresuradamente, cuando una voz me gritó !no continúes el camino! detente esta vez  no sobreviviras !estás destinado a morir de dolor!  gritó, pero mis oídos ignoraron la advertencia y  marché  al filo del abismo decidido a dejar de sufrir, quería olvidarme para siempre  de ti. Arroje la cobardía que desde tiempos crecía en mi  y al abismo salte .... a no recuerdo el resto de mi historia, pero ahora en la oscuridad eres mi sol, y en mis llantos, tu reflejo es mi aliento para vivir aun si estoy muerto…