//www.poemas-del-alma.com/

Glomo

Mauro

                  Las manos en tu vientre, calor en la

                  montaña y  nuestro hijo protegido en

                  los fluidos de un hechizo vespertino. 

     

                  Nos separan solo unos centrimetos de

                 bolsas y membranas, me sobresalto de

                 tus patadas y de tus ganas de espacio,

                 ¿nos acerca el movimiento? 

                 ¿sientes mi calor ahí dentro?

 

                  El renacuajo en el medio acuático es más 

                  pez que rana y yo de verte la cara, de verdad,

                  que ya no me aguanto las ganas. 

 

                  Unos meses de imaginarte, una entrega

                  total a tu madre, así la quiero así voy

                  a cuidarte, tú y ella son uno en mi pecho

                  al escucharte...

 

                  Tucutum, tucutum, tucutum, caballo a

                  galope a toda velocidad,

                  tucutum, tucutum, tucutum

                  tu corazón al mío