//www.poemas-del-alma.com/

Oscar julio mendez soto

En el atardecer de mi vida.

 

Te digo amada mía que la felicidad no es una llegada, es el inicio de un viaje maravilloso, no dejes de vivirlo a manos llenas con olor de esperanza y madrugadas de primavera.

 

Se que hay noches muy largas, pero nunca dejes de esperar que en lo mas profundo de ella, esté cerca el amanecer de un nuevo día lleno de nuevas esperanzas.

 

Y me preguntas en donde está la felicidad, y te respondo en tu silencio, y dentro de ti.

 

Me gusta el hoy de un ayer vivido intensamente con valor.

 

Sentirte cerca es lo mejor que me ha pasado.

 
Cuando te miro dormida me siento a tu lado y me pregunto, cual de los dos estará soñando.

 

Siempre hay tiempo para todo. Nunca es tarde para nada.

 

En mañana de enero con corazón de primavera.

 

Un te quiero sin sentido y un te amo entre puntos suspensivos.

 

En silencio, como un día sin luz, y una noche sin estrellas.

 

Te amo porque que lleva el mundo en tu corazón.

 

Y cuando llegue el momento en que no extrañes a nadie, y no estés esperando que te hablen o te lleguen mensajes, es el momento de sentarnos a tomar un café con galletitas en un día de primavera.

Has pensado  lo absurdo de mirarnos con enojo cuando deseamos sonreír.

 

Sin rima y sin prosa con puntos y sin comas, eres simplemente tu,  mi vida.

 

Es detener el tiempo, sin ayer ni futuro y sin hoy, es lo que quiero hacer detener el tiempo.

 

Es de noche. Es tu día y son mis ansias para estar en tu día hoy en la noche.

 

OSVI