//www.poemas-del-alma.com/

NorbertoPablo

Diez veces ocho.

Diez veces ocho, veinte veces cuatro,
te pedí al campo fueras, Margarita;
al oasis de flores de amaranto
y libé beso a beso tu boquita.

Y juntos al atraer de los cipreses,
me dijiste, ¡no te vayas todavía!,
me miraste tiernamente cuantas veces
reencontrase en tus ojos mi alegría.

Como un álveo, tu frente, bienquerida;
derramó transpiración a tus malares;
y como si entorno nadie nos mirare,
me embebí de tu piel y tú en la mía.