//www.poemas-del-alma.com/

alicia perez hernandez

Que lo nuestro se quede nuestro

Que lo nuestro se quede nuestro

 

Eres el tiempo que no quiero dejar ir,

eres beso deseado

en una tarde de abril,  

 amor que nace en diciembre

con la pasión con que se ama.

Eres muy mío y, yo muy tuya.

¡Qué importa el mundo!

Si tus ojos son dos luceros

que por mí esperan todas las noches,

con deseos de poseerme.

Apagamos las pasiones en la piel

y la piel se me eriza con tus besos

donde lo nuestro se queda nuestro.

Tus manos suaves y dóciles

invitan  tus dedos  a tocarme,

a descansar en mis entrañas

y tocar mis piernas bien torneadas.

Tus labios sedientos de los míos,

desesperados en deseos de besarse,

es tiempo de refrigerio 

cuando me abrazas.

El saberte y sentirte siempre mío...

No sé después de ti,

el amor tenga algún color,

que en mis ojos se pueda ver.

Eres un antes y un después

has venido a llenar mi vida,

de deseos de ti y ganas de ti.

Antes no era fácil reír

Tú eres mi razón de ser,

mi dulce despertar

y mi dulce amanecer,

si en tus brazos he de despertar...

¡Amo todo de ti!... Mi ¡Ángel de Amor!

 

 

Alicia Pérez Hernández

No es la pluma la que escribe, es el alma

Todos los derechos reservados©