//www.poemas-del-alma.com/

Enrique del Nilo

ADIOS GALLITO FINO

 

 

 

Ya hace unas cuantas lunas

les contaba de Clodomiro

mi gallito consentido;

ese gallito fino

que la vida se jugaba

por las gallinas de su manada

 

Clodomiro un día se marchó

por la vereda a la sierra;

o sabía lo que era

y en silencio me dolió

 

Clodomiro no quería

que el otrora gallito peleonero

se le viera agonizar

la hora se había llegado

quiso morir en dignidad

 

Las gallinas que rascaban

hicieron coro a su pasar

y digno como había sido

se alejó sin mirar atrás

 

No hubo en vida navaja

que cortarle acertara,

no queda gallo que diga

que a Clodomiro ganara

pero la edad en el remate

con su hoya amenazaba

y si siempre vivió entero

justo es que así muriera

 

No lo volví a encontrar

tampoco lo fui a buscar

todos tenemos derecho

a morir en dignidad

pero a veces de madrugada,

cuando el lucero mañanero

amenaza con asomar

escucho allá por la quebrada

un águila cacaraquear