//www.poemas-del-alma.com/

Llamarada

Por quererte en mi vida

 

Madrigal

*

Por quererte en mi vida

en pecado purgué feliz condena,

penitencia tan buena

pude tenerla gracias a los cielos;

fuiste mí deseada,

aquella que por años fue esperada,

y aunque cumpliste todos mis anhelos.

¡Ay, tormentosos celos!,

jamás pensé perder la tal partida.

¡No te doy por perdida!

 

** 

 

Original