//www.poemas-del-alma.com/

Natanael Berrios Sandoval

Lloro...

Lloro... Y lloraré mientras lagrimea
el alma el llanto que a cascadas llora
entretanto vehemente ve el reflejo del
ser inocente que triste se desborda...

 

Lloro... Y llora el corazón lívido cuando
a su anatomía golpea de sus células
el progenitor; grita carmesí su fisonomía
húmeda, y encolerizado pide clemencia...

 

Lloro... Y grito, pienso, Y llora el
pensamiento, cuando de sus dolores
gime el cañón con desasosiego; cuando
de su océano, el oleaje ruge tal relámpago
estridente, testigo del ardor cardiaco...

 

Lloro.. Y ya las gotas zafiro escasean...
Lloro... Fluyen los ríos manantiales...
¿Hasta cuándo veré la aflicción?
¿Hasta dónde llegará su luto?

 

 

 

 

Natanael Berríos ®©