//www.poemas-del-alma.com/

Casta

A veces, después del amor.

A veces lluevo para no llorar,
me rompo cuando sonrío,
y en cada rincón sombrío
me las arreglo para soñar.

A veces tiemblo de miedo,
me muero de frío,
bailo conmigo,
y me toco en el suelo.

A veces no levanto la mirada,
me arrastro entre mis ruinas,
me tropiezo en las esquinas,
Y la voz, la voz quebrada.

A veces soy poeta,
a veces me enfermo,
a veces no duermo,
y a veces, casi siempre, no soy. 

A veces soy sol para alumbrar,
a veces luna para llenarme,
a veces pequeño  para esconderme,
a veces grande como el mar.

A veces escribo de más
y me duelen las letras,
A veces son pocas las letras
y escribir duele más.

A veces soy dos,
a veces tres,
a veces lo que ves,
a veces lo que escondo.

A veces mi peso se diluye,
a veces soy aire,
a veces desaire,
y si la marea sube, me destruye.

A veces me muero por volver,
otras por cambiar,
el corazón por respirar
y a veces por arder.

Desde que te fuiste,
Olvidé como sentir.

Quiéreme con mis letras tristes, amor,
Por si te vuelves a ir.