//www.poemas-del-alma.com/

mabel puertas

Mi guitarra

Tengo una buena guitarra

Para cantarle a la vida

De su voz sale mi herida

que la lluvia ya la arrastra.

 

La alegría que provoca

En la hondura de mi alma

Deja en las rosas la calma

Y el silencio allí en tu boca.

 

Oh, guitarra que mis manos

Torpes aún te molestan!,

Ya verás cómo tus cuerdas,

Emergen con la dulzura.

 

Hecha de sol tropical

En esta Cuba que amo

Cantándole a mis hermanos

Sin lenguaje coloquial.