//www.poemas-del-alma.com/

omu

DESTRUCCIÓN O TRANSFORMACIÓN

Rompo los papeles escritos
con la roja y densa sangre de mi corazÓn.
Desmenuzo los castillos de arena,
tejidos para principes y princesas,
los hago añicos con un rugido surgido
desde lo mas hondo, desde mi interior.

 


Vueltas y más vueltas, 

esquina tras esquina  
vagando, ando perdido 
dándome de bruces, 
pisando clavos,

clavando cruces.

 

 

Crucifico y salpico a las mañanas,
saco ardiendo humo de la crisma, 
doy cabezazos contra las paredes,
lleno de rayas las postales
que muestran lugares y viajes.
Hago añicos las fotos,
aterrado me confundo
con el total de la destrucción.

 

 

Absorto obsesivamente,
no atrapo la razón ni el entender.
Nubes de humo me ahogan,
caigo de rodillas
sin poder perdonarme,
me tiño de un negro pasado,
más negro que el que a mil metros
bajo tierra se pueda no ver,
sin acordarme de ninguna fe.

 

 

Contagiado de la angustia,
conocía su escultural retrato
sobre mis pensamientos,
sobre mis carnes.
Lo que multiplicaba,
ahora ni suma solo resta,
me quedo sin fuerzas
imposible resulta
un azucarillo de esperanza comer.

 

 

Fatigado, perdido,
ausente aún estando,
ni riendo ni llorando.
Escarabajo volador
se te cayeron las alas,
en tu volar soñando al revés.
No sustento en este ahora

más que frágiles mundos,
lo por mí creado
es muy fácil de romper.

 


Paciente pues ya ni espero,
consecuente lanzo
un flechazo buscador
de montañas escarpadas.
El nacer que surgió de lo mágico
se volvio tenso, áspero, amargo,
agacho mi cabeza y marcho,
sin decir un hasta después.

 

 

Descanso en la colina del adiós,
sobre un césped algo marchito,
las hojas escritas en verano,
caen en otoño transformando.
Sigilosas secuencias aparecen
cambiando el color de todo, 

entremezclando sabores,
el térmico alterna constantes,

el olor camufla sus vitales.

 

 

Objetivos abasteciendo un presente,
los mismos sembrando
un futuro cargado de guadañas.
Perdedores y vencidos
se acostaran con ganadores

repletos de triunfos.
Retozaran entonces en un antes,
en un más tarde y temprano,
confesándose ases de picas,
de tréboles, sincerándose tal vez..