//www.poemas-del-alma.com/

Aviador nocturno

HibernaciĆ³n

Qué no muera… no

Este cariño santo

 

¡Dios!, no lo permitas… no quiero

Reduce el metabolismo de mis células

Para que entren

Mis tejidos como en coma

Y punto

 

 

Y luego que pasen mil años…

Y despierte

Para ver solo días de añorada primavera…

 

Aquellos que transcurren en la cara de mi amor

Tan dulce…

Y que me lluevan las miradas de sus ojos

Y que me cubran los besos de su boca

Mientras se funden

Invierno y soledad en mis arterias