//www.poemas-del-alma.com/

alberto1980

Las flores del precipicio

Largas sus raíces en las piedras

tienen las flores del precipicio

 

aunque ya caías Isabel, aunque ya caías

te mirabas al espejo sonriendo

y luego triste

pétalo tras pétalo en silencio hilaron el suelo lejano

 

Y Eclipse, con

tu dedo de hacer nubes

cuando recogían el gemir los yigüirros

el viento se atravesó en mi garganta

¿Qué hora es? ¡No vayas sola!

hasta la línea blanca que nos moja entre los dedos

 

Porque así es más triste, cuando hay nubes

pero no hay hombro, no hay pecho

y no hay Isabel.