//www.poemas-del-alma.com/

Inexistente

Ataduras al silencio.

Hoy quiero estar silencioso
como la botella de agua fría
que espera en la nevera,
como esa cafetera que espera
en una taza ser vertida,
como ese televisor que he apagado
como se apaga por ratos la vida.

Como mis pies sobre el suelo
que hoy sienten estar cansados,
como ese sentimiento ajado
que abunda en su propio silencio.

Quiero estar silencioso
mientras pienso, si pienso.

Mientras me observan miradas
con interrogantes cifradas
que se atan al silencio mismo
que en sí mismo yace escudado.