//www.poemas-del-alma.com/

angelillo201

La cruz roja pagará el muro de texas-vall d´uixó

Sabias que la cruz roja no te abandonaría, aunque hubieras caído de las primeras líneas de la producción y la formación. Aún recordabas que fuiste a la escuela, al instituto, incluso a la facultad. Allí te dieron buenas herramientas para luchar. Ahora la casa se caía , todo estaba por el suelo. Años y años sin trabajo iban pesando, y ese peso pensaba, pensaba por ti esa carga.

Pero seguías creyendo que el sol llega cada mañana, y por  eso mañana sonó el teléfono, y lo cogiste, balbuceando  si a todo.

Buenos días Ángel. Te llamo de la cruz roja, soy Rosa. Veras, estamos creando una bolsa de trabajo para gente como tú, en exclusión social.¿ Por qué no te vienes por nuestras oficinas con un curriculum y la vida laboral ? Pasa antes de las once  para la entrevista, y trae una bolsa grande , te daremos alimentos gratis, chao.

El teléfono cayó sobre el zapato,  la puerta se desprendió de las bisagras abriéndose el pasillo al caer al suelo.

¿ Vistes la claridad que entraba a tu cuarto ?

El sol cargado de recuerdos golpeando tu ombligo tejido de algodones a la cama.

Por la ventana, se escuchaban gritos de la gente sin educación de la calle.

En el suelo , te rodeaban las cosas en las que creíste.

Las mirabas como se mira a un recuerdo.

Tu viejo diploma del instituto firmado por el rey de España, lleno de polvo, como las horas.

Y tu curriculum convertido en un muro lleno de nombres:

Makro, adecco, mistrolión, unión eléctrica de levante.

No era una ironía lo que decía el profesor en clase:

El que suspenda las pruebas o no las termine,

acabará de empleado en un supermercado.

Angelillo de Uixó.