//www.poemas-del-alma.com/

Jorge Briceño

Tu vaso de beber

Así que mujer, cuando frente a los problemas decidas beber de mi,

el ultimo trago no será amargo, 

pues tu dulzura habita en lo profundo de mi ser.

Seré  tu vaso de beber y tu sed de amor saciaré.