//www.poemas-del-alma.com/

Xema

Calor

Azucarado amigo,

Turbulento oleaje

Y cansancio del cuerpo

Caído en el agua

De los vapores asfixiante.

 

Príncipe lleno de súbditos,

Héroe de las guerras épicas

Y tálamo nupcial de los cuerpos fríos de amor.

 

Excitante, loco y rugían,

Déjame dormir en paz;

Deja a mi cuerpo hidratarse

Y déjalo recuperar la frescura que tanto anhela en la vida.

 

Oh calor calma tu pasión

y déjame caer en los brazos del frio

y que me acurruquen las sabanas

De la calidez de la vida.