//www.poemas-del-alma.com/

Edna Diaz

Angor

Se siembra la semilla en el tiempo de soledad.

El Párnaso se ha reunido en una reunión extraordinaria.

Hasta el silencio ha sido invitado para hablar aquí.

La madurez de la mujer se viste de melancolía gris.

Tristis es su sonrisa que con timidez apenas expresa.

La mujer toma la mano del silencio y dice:

¿ Cómo no he de estar triste si mi invierno es perpetuo?

¿ Cómo voy a escribir si no me leen?

¿ Cómo hablar de la eterna primavera cuando hay dolor?

¿Cuánto tengo que esperar para resolver el enigma del nuevo año?

Díganme musas: ¿ cuándo llegar  nuevas rosas a mi poesía?

El silencio lloró con lágrimas traslúcidas los sentimientos de la mujer.