//www.poemas-del-alma.com/

FERABIT

SOÑE DE AMOR

 

 

 

 

 

La fuente de palabras esta en calma,

Hoy no saltan salpicando mis mejillas,

Las chispas de sus versos y sus rimas

Que mojaban mi alma y mis sonrisas.


Emergen gota a gota de mis ojos,

Penas que liquidas entre mi alcoba

abren surcos agrietando mis labios

Que resecos se parten sin su boca.


Emergen gota a gota los sentimientos,

Y se baña mi alma entre sollozos

Tanto tiempo sin saber de sus esbozos

Tantas horas sin besar sus labios rojos.


Cuadros de brillos y miles de colores,

Dibuja su pincel siempre lo bello,

Y mi tiempo en su tiempo sin errores

Es mi día la fiel espera de su sueño.


Entre nocturnas estaciones voy

Cuando sus cielos se visten de claros,

Tocar con mis manos sus oleos

Sentir el perfume de sus poros.


Por eso me atrevo sin dormirme,

Esta noche a esperar ver sus ojos,

En la inmensa lejanía del oriente

Pongo mis miras, siempre de frente.


Y en viaje astral abandonar mis carnes,

Volar a donde sus pasos caminan

Acariciar de sus sueños los aires

Y un beso mío posar en su mejilla.


Abrazarle con mi fuerza de hombre,

Apretarle entre mi pecho y contarle

Que mis sueños aun laten de hambre

Por tenerle, por sentirle y por amarle.


Y mis dedos vuelvan hasta su pelo,

A enredarse como hiedras en las noches,

Y sepa de mis manos un enjambre

Bullicioso, la acaricien a mil derroches.


Cuanto quisiera que mis besos fueran,

Cuanto más por encontrar los de ella,

Esta tarde en que su imagen veo serena

En la foto de mi buró junto a mi cama.


Y se que es mucho poder imaginar,

Y se que es mas lejana la distancia,

En que su mano y mi mano al andar

Palmo a palmo, en la misma instancia.


Alzar juntos las cuatro alas y volar,

Trinar sus poemas y mis rimas,

De Cenzontles y Calandrias escuchar

En lo verde de un campo en la campiña


Bajo la densa sombra de una Encina,

A la orilla de un caudal de agua correr,

Oír cantar sobre las rocas su sentir,

Que la vida abre paso, y no deja de ser,


Y si sus ojitos supieran de los míos,

De este mar de ignotos sentimientos,

Y si mi alma desnudase ante la suya

Para invitarle a zarpar en mis desvelos.


Que de amores las olas se agitan,

Que en remolinos mi alma palpita

Por abrazarle y besarle, alma mìa,

Y surcar juntos mares y tocar tierra.


Y poder gritar Tierra Nueva,

Donde la Niña zarpara hace siglos,

O donde llegase la Santa Maria

Y mezclar contigo mi sangre mestiza.


Y mezclar mi amor sin reserva en la brisa,

Entregarme a tu tiempo y a tu piel noche y día,

Y poder decirte mi canto en tu oído sin prisa

Y convertirme en tu sueño tangible vida mìa.