//www.poemas-del-alma.com/

Eco del alma

UN CORAZON PEREGRINO

Convertiré mi corazón en un nómade,

Ha mi lado ira la soledad que me acompaña

Y el silencio será mi canción,

Por el día será el sol quien me guié

Y por las noches la cruz del sur,

Como lo asían los navegantés de antaño

 

Seré como el eco que retumba en las montañas.

Que el viento se lleve los gemidos del alma

La oscuridad de la noche será mi manto,

Que me cubrirá mientras doy mis pasos

Y el rocío de la noche me refrescara mi alma,

 

Gozaré mirando las aves y los pájaros

Que romperán mi silencio con su trinar,

Veré en el otoño como lloran los arboles

Cuando caen sus hojas y el viento su barredor,

Donde emigraran a un lugar descosido

 

Creo que en mi vida paso el otoño,

Que me despojo del amor

Y el viento lo arrastro pero no se adonde,

Por eso mi corazón se convirtió en ermitaño

Donde la soledad y la ausencia del amor,

Lo acostumbro a estar solo en la caminata

No sé si es un hechizo o estoy loco,

Por padecer la falta de amor

 

Abecés quiero ser el mejor de los amores,

Que una dama pueda tener

Para llenar el vacío de su corazón,

O ser un amante que le de

Lo que no tiene su corazón,

Ser el hombre que por las noches

Le dé su calor y llene de amor su corazón,

Y de caricias tu cuerpo donde besaré tus pechos

Mientras nos empapamos de pasión.

 

 

 

 

Autor Eco del alma

Derechos reservados

Antofagasta, 25, 11, 2016,