//www.poemas-del-alma.com/

quebonitaeslamar

En El Bosque Seco



En una arboleda
descansa la naturaleza,
el aire gélido
congeló su sabia.

Las ramas secas
perdieron sus flores,
la pena y la tristeza
se llevaron los colores.

Todo descansa mustio,
mustia descansa la vida,
ya no corre el viento
solo grita el silencio.

Duerme el arroyo
en su guarida escondida.
¿Volverán a bajar
por su camino de lágrimas?

Los años pasan
en la negra selva,
la cálida luz
ya no la recuerdan.

Sedienta está la tierra,
sus labios se agrietan,
en oscuros acantilados
que se pierden hacia abajo.

Todo está muerto,
pero una semilla
permanece con vida,
con alas de esperanza.

Ay pequeña!
mi pequeña semilla,
sonrie porque algún día
olvidaras tu melancolía.

Aguanta! no decaigas,
tendrás que soportar
el fuego de la tierra
el agua de la lluvia,

el frío de la nieve
y las penas del olvido.
Pero algún día
te desvestirás,

saldrás de tu capuyo,
para respirar aire puro
y con tu luz maravillosa
volverás a iluminar toda la vida.