//www.poemas-del-alma.com/

Nat Gonzales

La ninfa del agua

 

Yo estaba en la orilla

cuando te trajo el río.

Yo reposaba bajo la sombra

de una pequeña palma

cuando el viento,

fresco perfume de lirios,

susurraba un claro eco

en la tahuampa.

Eras tú,

ninfa suntuosa

en el espejo del agua.

Eras tú

quien cantaba

aquella dulce melodía

que hacía dormir entre arrullos

al agutí y al capibara.