//www.poemas-del-alma.com/

Yo soy yo

¿No te diste cuenta?

Caminas vagamente en cada rincón de la ciudad
Y, como cada día no dejas de enamorarte de la misma persona.

Lo recuerdas?
Te ahogabas en la soledad del olvido cuando la viste por vez primera
Tu corazón latió fuertemente
No te diste cuenta pero tus pupilas estaban dilatadas
Un nudo en la garganta te impidió hablar

A ella le gustaban los poetas, te lo dijo una de sus amigas
Te gustaba a ti la poesía,  morías por leer a aquella dama.

Esa noche en casa, te fue difícil escribir  algo, esa mujer ocupaba tus pensamientos
Ella era algo que simplemente no se podía transcribir en papel
\"Tus ojos, delirio de mis noches en vela\"
Perdiste la rima
Y la inspiración, y en un verso no cabía ser tan especial como ella

Que se podría hacer?
Que te pasaba?
Perdiste el sentido común, estabas enamorado
Soñando con algún día, poder tener la sensación
de tener en tus brazos el tesoro más preciado del mundo.
Y sentir la melodía de un lindo choque de miradas

Querías a ella a tu lado y susurrarle al oído:
\"Hey, eres lo mejor que me ha llegado a dar la vida\"

Pero, ya sea destino o casualidad lo que provocó su encuentro, teniendo sus ojos de frente, ninguno se atrevió a soltar una palabra, en cambio, dejaron que el silencio hablara, mientras que  con cada segundo que transcurría, mientras tú leías esa hermoso poema, y mirabas el atardecer enamorándose del anochecer, tú, tu        estabas enamorado cada vez más.