//www.poemas-del-alma.com/

L' Sefer

Una taza de café. (...)

Sabía que tendrías cartas en las mangas,
Este juego, un juego en el que hablamos,
Ignorando el sonido de la tele encendida,
sabía que las reglas solo nos causaban daño,

Vi la mesa en medio de la cocina,
Tu mini falda siempre provocadora,
Con una taza de café en la mano,
Esperando una reacción de mi lado,

Pero solo soy un hombre,
¿No ves lo vacía de la nevera?
Sin fotos, figuritas, ni imanes,
Solo este mantel de viejas rosas,

Vuelo escuchando tú voz,
Dulce susurrante insinuando pecado,
Sonríes y cruzas las piernas,
Y yo singo apoyado en tras la puerta,

Dame una razón para quedarme,
No tengo nada que darte,
Eres una gran estratega,
Quieres el corazón por el sostén en la mesa,

¡juega lento mujer!
¿Quién podría esconder,
tanta crueldad en una caricia,
y tanta ternura en un insulto?

Solo una mujer

Siempre he sido el suicida,
En videojuegos y hasta en las cartas,
Me sentaré en la mesa,
Y espero que hagas trampa.