//www.poemas-del-alma.com/

Pepe Charris

La vida y los ríos

 

* La cuarta estrofa de este poema es una rapsodia de la copla III de Jorge  Manrique Lara en homenaje a la muerte de su padre.

Viendo la trayectoria de un rio
Que muy lento iba a morir al mar
Entró a mi cuerpo un escalofrío
 Y hasta el alma me quiso abandonar
 
Comparo a ese rio con la vida
Y no puedo dejar de pensar
 De dónde vienen las almas
Y a dónde van a parar
 
Tal vez la vida es un sueño
Y la muerte es su despertar
Tal vez las almas se pierden
  Se pierden en la inmensidad
 
* Nuestras vidas son los ríos
Que van a morir al mar
Allá descansas tu recorrido
 Y terminas ese largo andar
 
Yo no le temo a la muerte
 Porque algún día habré de morir
Tampoco le temo al destino
Lo que temo, es que se olviden de mí
 
Qué hay de nuestras riquezas
A quién le habrán de quedar
Morimos y las dejamos
Y por ellas se suelen pelear
 
Dónde queda nuestro orgullo
 Que no se va con nosotros
La muerte nos lleva a todos
A otro mundo maravilloso
 
Un mundo callado y sereno
Alejado de la humanidad
Cubierto con flores hermosas
Y habitado por la soledad.