//www.poemas-del-alma.com/

Samuel Santana

Descanso

 

Como ave exhausta

y acongojada,

mi alma quiere una despedida liviana.

Volar por inmensos mares azules,

 mirar barcos

 viajeros sin rumbo,

jardines ardiendo en flores,

acompañar gaviotas,

oir el humano murmullo

desde arriba

y contar las estrellas rutilantes.

Anhela con alas rozar

 el gris de las nubes,

el tiritar metálico de los

 astros escondidos,

 el lado oscuro de la luna y

 la amarga tristeza del sol.

Solo eso busca,

pero atada siempre

 a tus manos.