//www.poemas-del-alma.com/

victolman

¡Dios!... ¿Por dónde estará?

 

 

¡Dios!...  ¿Por dónde estará?

 

Volverán  las nupciales tardes con sus quimeras

y en un sórdido ambiente… solo le queda el llorar,

consolado por el abrazante aliento de la primavera;

un fracaso de esta vida… un no querer recordar.

Cierto tiempo… alicaído andaba yo,

y el destino, en forma de ironía

dio un flechazo a mi corazón.

Ella…

Radiante llegó un día haciéndome perder la razón,

conquistando el alma mía y llenándome de ilusión.

Era su rostro como nubes delineadas,

en un cielo estelar,

sus miradas eran perfumes que hacían

a mi mundo alumbrar;

sus labios carmesí eran dos ríos que me atraparon al besar,

tenía una forma y un estilo, en cadenciosa forma al andar.

Yo pensé… ¡Llegó la luz a mi vida!

Y en mi mente me engañé;

¿Saben?...

Nunca quiso ser comprendida;

oscuridad de su anochecer,

andaba,

taciturna… reprimida… confundida…

no deseaba ver un nuevo amanecer.

Miles de traumas la envolvían… ella solo quería correr,

fuertes cadenas la oprimían… no dejándose querer.

De la noche a la mañana ella se alejó,

llevándose mi alma… con mi amor se fugó.

¿Cuál será su destino? ¿Qué abismos cruzará?

Nunca supe de dónde vino,

¡Dios!...  ¿Por dónde estará?

 

(victolman)

29-04-2013.

Chorrillos-Lima-Perú.