//www.poemas-del-alma.com/

FERABIT

TRISTE ESTA EL JILGUERO

 

 

 

 

 

 

 

 

Porque el amor que se aprisiona es,

Como el ave del campo que se atrapa,

¿Pero tener su canto de este modo quizá?

¿Pero  sería el canto del jilguero? sin alma.

 

Porque la vida se empapa de vida sincera,

Porque la suerte buena  camina de frente,

Y es de quien su paso acompaña serena

Aún en solitaria  puesta  de una tarde tiste...

 

La moneda estaba echada en el aire,

Sé que pierdo parte de lo que  tenía,

Pues perderme de tus ojos… ¡ysin mirarte!

Y el apacentarme en tu tibia  lozanía.

 

Pierde mi amor por haberse creído inmortal,

Por atreverse a volar en esos tus altos cielos,

Pierden mis ojos su lustro alegra  de cristal,

 Estarás  ya ausente de todos mis sentidos.

 

No se  alborotarán más por un abrazo,

Ni presuroso como ayer por tus palabras,

Ni amoroso como antier en tu  regazo

Ni  gustosa mi guitarra sonará sus cuerdas.

 

Porque morí por ti en esa tarde de Sábado

Pues me arrojaste desde una cordillera,

Preferiste el abrazo y hasta un beso robado

De alguien que te hablaba de su quimera.

 

No me busques más, me siento lastimado

Escogiste muy bien a quien de amor te ha hablado,

Me colgaste la llamada por atender a sus labios

Me ignoraste por horas, ve con él, hazme a un lado.

 

Pues estabas siendo cómplice de un robo,

No solo te robaban un beso, esa tarde era mi tarde,

En que ignoraste mi amor e ignoraste mi sueño,

Que ha dejado desde ese día ser ya de tu parte.

 

Que fácil se entierran tantas palabras y ruegos,

En una tarde en que mi amor arrojaste,

Se irán mis ojos y labios a enlutar mis egos,

Se morirá en esa tarde, el amor que dejaste.

 

Te quise y de verdad ya no sé si te quiero,

Me convencieron  tus palabras tanto tiempo,

Pero tus hechos se enterraron como el hierro

Y sangrando mis ilusiones, casi, por ti muero.