//www.poemas-del-alma.com/

La Hermandad De la Serpiente

Fratres sanguine. Hermanos de Sangre.

La Gran Hermandad de la Serpiente os trae:


\"Hermanos de Sangre\".


Desde los albores de la humanidad, las tribus humanas se distanciaban por diferencias, emergian clanes, tribus. A pesar de ser consanguíneos de un antepasado común; las mezclas de éstas sangres se iba tornando distinta. Los genes fluctuaban, y por ende, el resultado del actuar de los neonatos ya no era semejante. 



La Sangre, líquido vital de la vida, aquél que contiene información de nuestro pasado entero. Genoma, raíz de los dioses. Es pertinente mencionaros, de que la Sangre, está subestimada por muchos. En los años 2005-2006, se inventó una tribu urbana denominada los \"emos\" de los cuales, unas de sus actividades eran automutilarse. Muchos dejaban caer su preciada Sangre al piso. Haciendo a un lado esta tendencia estúpida (ya que el único objetivo era mostrar el sufrimiento y no el de ofrecimiento) la Sangre humana, NUNCA debe tocar el suelo. La Sangre que os da vida, regalo del insuflo de las deidades debe de ser preservada y usada solo para fines estrictos.

 

Cuando el Abel bíblico, cayó muerto a manos de su hermano; Dios reprendió con su magnificencia a Caín. Génesis 4:9 \"8 Y Caín dijo a su hermano Abel: vayamos al campo. Y aconteció que cuando estaban en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y lo mató. 9 Entonces el SEÑOR dijo a Caín: ¿Dónde está tu hermano Abel? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guardián de mi hermano? 1Y El le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la SANGRE de tu hermano clama a mí desde la tierra.…\" Por ser el primer asesino, cometió varios pecados, no solo atentó contra la creación de Dios, mató a su hermano, y aquello representaba de que derramó la divinidad sobre la víl tierra. Sin embargo, Dios no lo mató, lo exilió marcado para que nadie lo asesinara. Lo que Dios menos quería en esos momentos, era ver a sus recientes creaciones, HIJOS de Sangre por linaje real, mermando el élixir de la vida humana. 

 

A Dios se le ofrecían holocaustos, derramar la sangre de los corderos y/o cabritos. Inclusive en las hecatombes realizadas en otros sitios de la tierra, aquellas deidades siempre pedían sangre. Lo podeís ver en las famosas \"guerras floridas\" del imperio Mexica. Al parecer, es un tanto cambiante la necesidad de los dioses por la Sangre, sí bien, algunos repudiaban por completo el sacrificio y otros, tenían reglas muy estrictas al momento de realizar dichos sacrificios. Desde los insrumentos, alineaciones, hasta las personas. Todo minuciosamente calculado. De cierto es que por aquellas fechas, la ERA DE ARIES, fue la más sangrienta, algo característico, precisamente fue el gran derramamiento de sangre humana. La inmolación, era considerada virtuosa por los griegos, y aún en éstos días, el dolor, la flagelación, y literalmente el suicidio paulatino dedicado a Dios, es una manera de redimirse. ¿Acaso no dijo Jesús, ámense los unos a los otros como yo los he amado? Pero también, no ofrezcan a Dios holocaustos, sino sacrificios, sus penas...


En varias partes de la Biblia se hace mención de la Sangre, su importancia. La divición que Dios hizo entre los linajes de Caín y Adán. La divición entre Ismaelitas e Israelitas. Pero más interesante aún, son los PACTOS DE SANGRE. Uno de los más importantes fue en los que los Cristianos denominan, \"La última Cena\". A partir de aquí se pueden herir sensibilidades, para las personas creyentes, tómenlo como ficción. Y para el resto de los lectores, tómenlo a su criterio. Yahshua, el verdadero nombre de Jesús, pertenecía a un clan (Esenios) que a parte de ser hereditario, también eran custodios al igual que Moisés, de misterios esotéricos de La Hermandad De la Serpiente. Un maestro, una vez más, reconocido por la Hermandad. Yahshua, no solo aprendió de los grandes Yogis en su adolescencia, sino de los más grandes maestros de la época. Sin embargo, no quiso establecerse mucho tiempo en cada región visitada, la sed de conocimiento que poseía era bastante acuciante. Por ley conocía las tradiciones egipcias y sobre todo la Torá. Pero con los conocimientos antiguos, la ley de Moíses, parecía algo exagerada. Por aquello, la reformó, y por aquello, los doctores herméticos Judíos, criticaban a Yahshua. Retomando la última cena. Yahshua, sabía a la perfección lo que un pacto de Sangre conllevaba. Hizo de que todos sus discípulos, bebieran de su sangre en un ritual. Antes de qué él mismo se inmolara ante Dios, para cumplir la profecía (sabémos de que no murió en la cruz, pero bueno.), la profecía del unificador judío. ¿Pero cómo fue éste pacto de sangre y para qué? Realmente, un hermano es aquél del cuál descienden de la misma madre o padre. También algunos cristianos, por el simple hecho de ser hermanos de Cristo, se autonedominan hermanos entre todos. Sin embargo, los templarios y las más altas lógias herméticas, conocen el poder de unir sangre con sangre. 


Mateo 26:27 \"26 Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndo lo bendecido, lo partió, y dándose lo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: Bebed todos de ella; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.…\" En plena noche del Shabbat, Yahshua, partió el Pan, representando su cuerpo al ser inmolado, y la Sangre. Los discípulos al unirse a la lógia de Yahshua, hicieron muchos de los pasos que solo en las logias egipcias se hacían. Resguardar el conocimiento. Y para entrar, se hacen hermanos de Sangre. Con una daga, se corta la mano derecha y posteriormente la izquierda. Con la misma daga, el recipiendario, o interesado en ser tu hermano, hará lo mismo. Después, se entrelazan los brazos formando una \"X\" estrechando sangre con sangre y se pronuncia: \"Hoy, hemos pactado ante Dios, quién nos ha dado ésta insuflo de vida, la hermandad con su propio sello. Yo tomo desde hoy tus pecados en mis lomos y vos, tomareís los míos en los tuyos. Todo bien que te hagan, me lo harán a mí, y todo mal que te hagan, me lo harán a mí. Procuraré tu bienestar, y si fueses asesinado, yo aseguraré tu venganza.\" Se vierte la sangre en un cáliz de algún metal precioso, y ambos la beben. No cabe duda, de que, Yahshua, tenía muy unidos a sus hermanos. Por eso lo cuidaban, por eso lo sacaban de los lugares peligrosos, por eso Pedro, quiso asesinar a los que apresaron a Yahshua. Cada uno de los discípulos, ya habían pactado con Yahshua, pero no entre ellos. En la última cena, Yahshua, unió a todos, a la sangre de su maestro, ahora todos serían maestros y su deber, era predicar lo que Yahshua tanto había protegido en conocimiento. Los judíos no son nada ajenos a los pactos de Sangre, por lo mismo, perseguían a Yahshua, temían de que los conocimientos fueran diseminados ante los incircuncisos. Los profános. Aunque Yahshua, ocultaba sus conocimientos con las parábolas, a veces, no podía evitar altercar con los doctores judíos. Y era cuando sus hermanos lo cuidaban. Hermanos de Sangre. 


Hoy en día, su ritual se sigue recordando en las secta católica, y también, en las sectas denominadas lógias. Sobre todo, en aquellas, derivadas de la Hermandad de la Serpiente, fundada por el dios Enki en las tierras de Egipto. Con la teleología de liberar al hombre de su esclavitud espiritual. Se ha perdido el camino, y aquellos \"misión cumplida\" que se visten de oropel como Hierofantes, que el Gran Arquitécto Del Universo los guarde, por que a los ojos de sus hermanos, se han convertido en tiranos. \"Tres coronas, Kadosh, tres.\" 

 

Poco más os podemos revelar en éstos moméntos. Lo más seguro es de que en otras vidas, hayan hecho lazos de Sangre, y por eso siguen acarreando los mismos problemas con su familia. No os darémos los pasos para hacer un pacto de sangre, no solo son las palabras. Por su propia seguridad. Y os aseguramos, de que aunque busquen en Internet, no llegarán al ritual concreto. Es una responsabilidad muy grande. Aunque a veces, harán pactos de Sangre de otras maneras; al casarse y tener hijos, al beber por accidente sangre de los labios de tu amante, por circuncición religiosa. Pero dentro de todo, recordad, NUNCA, desperdicies tu sangre, nunca la dejes caer al suelo, nunca la mezcles con aquellos que aborreces. Pues de cierto os decimos, de que una vez hecho, cargarás con sus responsabilidades por siempre. 



Recomendación de Libro: \"El Libro Perdido De Enki.\"
Autor: Zecharia Sitchin

 

De parte de la Gran Hermandad de La Serpiente.