//www.poemas-del-alma.com/

magginela

¿Quién sabe dónde dan clases para amar?

"¿Quién sabe dónde dan clases para amar?"
Pregunté un día en la calle donde vivía
La gente me decía que eso no se aprende
Que se vive y se respira en el día a día

Pregunté a mi madre cómo aprendió a amar
Dijo que era simplemente improvisar
Mirar todos los días con nuevos ojos
Dejar de pensar y dejarse llevar

Pregunté a los sabios cómo se amaba
Dijeron que, en realidad, sólo se deseaba
Que era una fugaz necesidad que se desvanecía
Así como la vida pasaba y se iba

Por fin encontré un lugar donde aprendí a amar
Un lugar cálido, acogedor, al que me encontraba a gusto
Se me daban oportunidades para volverlo a intentar
Y si caía, me ayudaban a levantar

No cobraban mucho: tal vez algunas lágrimas di demás
Pero a fin de cuentas todo valió la pena
Porque mirándote a los ojos
Porque escuchando tus latidos
Porque rozando tú mis labios
En tus brazos, aprendí por fin a amar