//www.poemas-del-alma.com/

Kristian Rueda

El desván del tiempo.

Tiempo que Todo lo conoces, tiempo que en ti todo espera, que has trascendido desde las mas recónditas primaveras, gaznate de los sedientos, déspota de alfanjes coléricos que tuercen la certeza, irritado en tu soledad eterna envías al alba y carcomes la espera, mazmorras en las que encierras a los que imprudentes consideras, valientes de pensar como quieren, y sin temor de ser quien quieran, irritación magnética del rigor en tus escenas.

Tiempo funesto en hedor, mira que las nubes implacables ya surcan los cielos como dicta el corazón, una sociedad rebelde se ha levantado de entre el polvo de los errores de sus ante pasados, para derribar

 

a los déspotas que andan como tu, para derogar el imperio del silencio, disputas y guerras que como humanos nos hubiéramos evitado, sangre que baño las descalzas calles, que hizo callar a la esperanza amordazada y mil veces azotada, sarcófagos de libertad ficticia y vendida  de buena ventura, dañaron miles de persona en el 1945, dieron fin injusto con el sello legítimo de la muerte en tintas rojas que empaparon las calles de la Alemania militarizada camino al siglo XX ,  locos promulgando locura y tu tiempo promoviendo un despeñadero y muerte segura, amo los judíos, amo la gente.

Tiempo que todo lo sabes, que te haces esperar, hoy habla un execrable ignorante, de visión remota y acrisolada, guarnición de aguas mudas las que hoy  bebe este incomprendido, frágil  el que hoy reclama, implacable e invicto de ti, trémulo y mudo en si, en desacuerdo por justicia de vana procedencia que has disperso ya hace un tiempo, anfitriones somos todos  de como oriente se prende en guerra, divisamos a la distancia pero enmudecemos en  aflicción profunda e impotentes de nuestra muerte leve y silenciosa, grupos terroristas ameamedrentan con la excusa de no compartir la misma ideología religiosa y prenden de a mínimas llamas nuestra integridad y paz, muertes en desencadenando curso histórico hacen rating, esta guerra es aguda e infinita, buscamos librar  una batalla que por lamentable que suene ya esta en curso. 

Bombardeos y fuegos inexactactos trazan su curso en la internet y somos el centro de este, día y noche expuestos, nuestros ensangrentados y añañejos labios aun tienen valor al pronunciar \"libertad\", solo es un remojo preámbular al suave pero certero coma  inducido al cual llegaremos si no cesa la destrucción, son ofuscaciones y palabras que divagan  por el viento.

Querido tiempo hemos esperado demasiado por tu acciones de letargo, ahora espera tu que en silencio sombrío te haces esperar, no  espéculo de lo que puedo asegurar, pero cambios a los libres de corazón han de llegar... La libertad no es un estado, no se depende de nadie para ser quien ya se es, es una actitud de corazón y una acción cuando se sienten morir los ánimos, es una Fe de la cual Dios en su Soberano Amor doto, para que soportemos y no desfallezcamos  en el dolor.