//www.poemas-del-alma.com/

Raul Gonzaga

Madre mía, desde el Cielo, Mamá es ayuda no sobreprotección...

I

Ya que mi madre se ha ido,
Mi padre la acompañó;
Que todo en paz ya quedó,
Y tanto ya hemos perdido;

Corazón adolorido,
Fue el que mi madre dejó;
Sin embargo, mucho amor,
Es el que hemos sentido;

Madre mía, desde el cielo,
Mándanos tus bendiciones;
Dale fuerza a nuestro anhelo,

Esas dulces sensaciones
De ese amor verdadero
Dentro de los corazones…

II

M, de Mujer que todo dio,
A, de ese Amor que no acabará,
M, de que es Mucho corazón
A, de porque por siempre Ayudará;

Mamá es esa sagrada palabra,
Siempre llena de vida y cariño,
Mamá, para siempre tú serás
La que nos marque nuestro destino:

Si nos diste esa capacidad
De solucionar nuestros problemas,
Siempre te vamos a recordar
Como esa mujer tan suprema;

Pero, si nos demuestras que en todo
Eres tú la única solución;
Nos hundiremos en el gran lodo
De la total insatisfacción;

Déjanos volar, libres, ligeros;
Cuídanos desde aquella distancia,
Que aunque herido nuestro endeble cuerpo
Siempre quede muy sana nuestra alma…