//www.poemas-del-alma.com/

Eduardo

Esta Ciudad.

Esta ciudad ruge

pues no duerme ni descansa

es una loca desenfrenada,

apática bulliciosa

y su silencio,

es  a veces como veneno de serpiente

y es fuego ardiente,

que seca el corazón

y hasta los huesos.

es un Frankenstein

que no tiene padre ni madre,

es un capullo del que salió un buitre.

¿Será algún día capullo?

del que nazca una mariposa,

ó se convertirá en madre de muchos buitres,

que sólo esperan su cena