//www.poemas-del-alma.com/

Rosy Martinez

Ángel Nocturno

Aquel día, aquella confusa noche fuiste un ángel

un ángel nocturno que visitó mi habitación.

Después de tanto imaginarlo, de tanto anhelarlo te tuve,

estuviste entre mis brazos, estuvimos en mi cama,

acompañados del deseo que invade nuestros cuerpos,

acompañados de la pasión que arde y nos quema la piel,

acompañados de aquello que no se que es

pero que involucra el corazón.

Cuantas caricias, besos, abrazos nos regalamos, 

¡tocamos el cielo y el infierno en una sola noche!

Esa noche mi ángel que no supe 

y no se si fue real o tan sólo un sueño más,

un sueño que tu y yo protagonizamos a la visluz de la luna.

Esa noche mi ángel estaba tan ebria de tu aroma

que no supe si de verdad estabas ahí sobre mí,

llevándome una y otra vez éxtasis.

Mi ángel nocturno no se distinguir si en verdad

después de llegar juntos al climax era real el abrazarte,

el estar a tu lado escuchando tu apasionado y

tierno corazón en un vaivén con el mio.

No puedo recordar tus palabras tan claras al decir

entre dientes \"te quiero\", no doy crédito a mis oídos

escucharte tan claro y tan confuso decir \" te amo\".

No confío en mis ojos y mis manos quienes aseguran

estuviste ahí durmiendo entre mis brazos

hasta poco antes del amanecer,

mi ángel quizá fue un sueño más tu visita,

solamente un sueño más donde la noche 

se vuelve tan corta y tan larga en tu compañía,

una noche más donde sólo sueño ser tuya

mientras tú eres sólo mío.

Aquel día me visitaste de nuevo ángel mio,

aquella visita que fue tan real,

aquella que te convirtió en mi ángel nocturno.