//www.poemas-del-alma.com/

Eduardo

Invierno

Es un invierno pesado

lleno  de contradicciones

tan  tierno y tan brusco,

tiene caminos  adobados y tiene caminos de fango,

he estado con princesas y también he estado con crueles villanas,

es un invierno de miel y también lo es de hiel,

es un invierno de sobrio y delicioso vino

pero  también lo es de añejo y rancio vinagre

 

Algunas veces el sol me acaricia

y en otras ocasiones me atormenta con su melancólico bochorno,

lo  mismo la lluvia, la brisa y hasta el canto del ruiseñor,

 

Las certezas parecen haber crecido como nunca antes

cual campo de trigo, cuyas espigas se yerguen orgullosas

pintando  la tierra de dorado,

de  este sabio invierno.