//www.poemas-del-alma.com/

mijael pariona paredes

Lagrimas

El llorar del cielo,

desangra su piel marron;

alrededor de sus cristales,

suena su lamento color gris.

 

Sus lágrimas del celeste infinito;

su ángeles vagabundos,

descienden con el viento

a calmar su pena quebrante.

 

Al despertar del radiante sol

las mariposas coloradas

vuelan, haciéndola reir

la calma entristecida desfallece.

 

Sus lágrimas celestes

descansan en su verdor

brillantes ante el día

fríos al despertar de la luna.

 

Sonrisas y cantos de alegría

es el sonido del día

mientras que la brisa fría

se calienta con el vino sangría.