//www.poemas-del-alma.com/

Fera

Juego perverso

 


El te mostro la luna,y confiscó tu pecho

Con palabras algodonadas

te arrebató del vientre un suspiro verde


El te susurró sus penas al oído

 Te sedujo como un niño desgraciado

 Que inadvertidamente se volvió un cazador experto.


Te enseño los secretos de la luna

y tú le obsequiaste mil sonrisas de seda.


¿Creías que un trozo de zafiro podía salvarte?

Olvidaste su naturaleza querida amiga

las piedras preciosas nunca dejan

,aunque preciosas,

de ser piedras.


Ahora estoy recogiendo

los fragmentos de tu alma herida.


Florecita oscura ellos saben que tus manos mutilan

y tu corazón apacigua los destrozos del cielo,

se están alimentando de tí.


Eres la tentación más exquisita del planeta

Una adicción letal de cabellos oscuros,

tu amargura es una espina,

y me culpo por ello.


Cuando vi la sangre correr,

pensé en ti y quise advertirte,

pero no pudiste escucharme.


Tristemente despedazaron los espejos

donde tu hermosura

se convertía en humo al final del día.


El corazón subastó nuestras ilusiones

y él por unas pocas monedas

las exhibió complacido

en las paredes del orgullo.


Ahora mis lágrimas

y las tuyas son igual de saladas.


Prometo cuidarte

cuando el mundo te consuma los huesos

y quieras huir de ti misma.


Yo solía decirte

que el amor es la herida más dulce.

Yo solía soñar con algo mejor

que una dosis de ternura al mes,

pero los días nos desnudaron los ojos


Estamos condenadas

a ser nuestros propios amantes.


NO desesperes, prometo cuidarte

cuando el mundo te consuma los huesos

y quieras huir de ti misma.


Cuando te estrujen la mente

y TU sentimiento más cálido

sea el festín de alguien.


Cuando las arrugas te invadan la piel,

el pelo cenizo te desdibuje el rostro,

y tu paso desafíe el tiempo, estaré contigo


No llores pequeño lirio.


No llores.