//www.poemas-del-alma.com/

El Corbán

A LA VIDA

Te espero como el que cansado de caminar por el desierto busca el líquido refrescante que renueve sus fuerzas.

Suspiro, como exhalando los últimos alientos y soltando, fatigosamente, el alma.

Te espero, desencadenando un mundo de pensamientos, que esperanzados buscan un destino utópico.

Y veo, el hoy con sueños y el mañana con anhelos.