//www.poemas-del-alma.com/

poetryman

FEBRERO EN LA MEMORIA

En Neuruppin conocí la nieve

blanca como la sal, y mi corazón

era joven y ardiente carbón,

en el trópico tu eras sueño leve,

rosa fresca, perlada frente

y escribí ayes con sórdida paciencia

no porque amara la ciencia

sino para burlar agrio nepente.

Ahora, aquí estamos el uno

frente al otro, con el silencio

en los ojos, ante un destino bruno

incógnito y quintaesencio.

Febrero es nuestro lecho,

dolorido árbol, miedo deshecho.