//www.poemas-del-alma.com/

lluna lluerna

¡SIENTE!

 

¡SIENTE!

 

 Recordé a mi amigo el poeta que una ocasión me dijo

Cuando uno lee poesía, no debiera buscarle el sentido

Deja reposar tu mente que bien siente que es el propio reflejo

De aquello que su alma sintió un día o quizás de lo que ahora siente

El bien pudiera hablarnos de sueños, de fantasías o quimeras

Quizás de anhelos y deseos, quizás de estrellas y planetas

 

Querida amiga, me habló cuan explicarme quisiera

Él no siempre es fiel reflejo del propio pensamiento

Así cojo hoy la pluma y plasmo en él su sentimiento

Lo hago en primera persona para poner en él, el nuestro

Y darle forma a las palabras que surgieron de este encuentro

 

Partiendo de esta presunción no cabe la fácil confusión de lo expuesto

Ni precisará aclaración en los venideros versos

No es mi problema expresarme, al menos eso creo

Sin llegar a ser Don Mario creo que me defiendo

Estos son mis comienzos en esta nueva faceta

Que quizás estaba oculta  y a la que hoy, le doy, rienda suelta

 

Prepárate para su disfrute cuan sustento para el alma

Más no olvides a los sentidos que su parte bien reclaman

Porque me encanta citar la dualidad del cuerpo y el alma

Como antaño lo hizo la filosofía griega clásica

 

Desmelena tu cabellera déjala que la meza el viento

Y Siente el perfume que desprende cuan si fuera ungüento

 Ese que se desparrama sobre el terciopelo de tu cuerpo

Y que penetra por tus poros que dejaste hoy abiertos

Para impregnar la seda del alma hasta el último filamento.

 

Más no te detengas y te quedes solamente con su fragancia

Con el alimento de sus palabras, con las caricias del alma

Escucha su melodía que tu danza reclama y deja mecer tu cuerpo

Con el compás que te marca

Ahora todo es armonía, ahora todo es sentimiento

Porque si el cuerpo gozo de los sentidos

El alma se complació con ello